Policial

publicidad
25 de enero de 2012 • 12:11 • actualizado a las 12:14

Continúa búsqueda de joven que habría matado a su madre

La mujer fue hallada con 16 puñaladas.
Foto: Reproducción

SANTIAGO.- Fue el hermano de Elsa Curihuanca quien encontró su cuerpo desangrado envuelto en una sábana la tarde del domingo en su departamento de calle G en la comuna de Recoleta. Dieciseis fueron las puñaladas que le quitaron la vida a la mujer de 46 años y el principal sospechoso, según la policía, es su hijo quien permanece prófugo.

Carlos Iturrieta Curihuanca de 22 años es intensamente buscado por la Brigada de Homicidios y es sindicado como el principal sospechoso en la autoría del macabro hecho. Esto porque según el testimonio de vecinos fue el último que estuvo con Elsa el sábado cuando ya no volvieron a oírla. Precisamente la data de muerte da cuenta que el asesinato se cometió ese día.

Así mismo el hermano de Elsa encontró su cuerpo alertado por una llamada telefónica de su sobrino y donde le habría confesado el crimen.

Los vecinos manifiestan que Carlos es adicto a la pasta base, y que vivía con su madre desde hace aproximadamente seis meses, tiempo en que salió de la cárcel.

Fue el vecino del departamento contiguo el que le permitió la entrada a través de su inmueble al hermano de Elsa, donde quedó el hecho al descubierto.

“Parece que tuvieron una pelea. Escuché a la mamá decirle 'Hijo ¡como puede ser! ¡Como haces esto!' y de un minuto a otro no se escuchó más la pelea. Creo que ahí la mato. Esto fue el sábado como a las tres, que fue la hora en que escuché la pelea. Después llegaron los familiares a pedirme permiso para pasar por mi departamento, y ahí encontraron el cuerpo”, relató el vecino.

Según los antecedentes proporcionados por los vecinos a la policía, Carlos le solicitaba dinero constantemente a la madre para comprar droga y en el último tiempo había comenzado a vender especies de la familia para poder pagar su adicción. Ello gatilló contantes problemas entre ambos, por lo que  el subcomisario de la Brigada de Homicidios, Paulo Villanueva, confirma que una de las hipótesis es el parricidio.

“La mujer tiene diversas heridas cortantes en el cuerpo, en la región del tórax, herida de defensa en los brazos, antebrazos y manos. Esto por las primeras indagaciones habría ocurrido el día sábado en la noche que es la última vez que los vecinos ven a la señora con vida en el sector. Por indagaciones de nuestros detectives el autor del delito sería su hijo”, dijo Villanueva.

La policía continúa con las indagaciones para determinar el paradero de Carlos Iturrieta y esclarecer el macabro crimen cometido a sangre fría. Según los últimos antecedentes, la indagatoria se habría ampliado a la Región de O' Higgins.

Terra