Política

publicidad
05 de octubre de 2011 • 13:09 • actualizado a las 13:21

Ojeda (DC): hay "montaje" en acusaciones por caso exonerados

Diputado Sergio Ojeda reaccionó a la investigación del programa "Contacto" de Canal 13.
Foto: upi

VALPARAÍSO.- El diputado DC y miembro de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Sergio  Ojeda, reaccionó a  la investigación periodística en la que se le sindicó como uno de los parlamentarios que extendió certificados para que supuestos exonerados políticos accedieran a beneficios otorgados por el Estado.
 

Según  Ojeda, “todo es un montaje” y “un ataque frontal a mi calidad de presidente de la comisión, pero  no me van a quebrantar, no me van a sacar del camino. Yo voy a seguir con más fuerza trabajando por los Derechos Humanos, porque lo que he hecho aquí no es nada más que entender y ayudar a los exonerados políticos con un compromiso que yo hice en dictadura cuando los estaban exonerando en terreno les dije y les prometí que en democracia les íbamos a reparar todo el daño que les estaban ocasionando”.
 

Junto con confirmar que seguirá gestionando ayuda a exonerados políticos,  el parlamentario  aseguró que todos los certificados que entregó, en casos de exonerados políticos, “se ajustan a las normas exigidas”, por lo que acusó un intento de “desestabilizar y silenciar a la comisión en la denuncia de abusos y violaciones a los Derechos Humanos”.
 

Precisó, además, que “estoy agradecido de haber ayudado a muchas personas que sufrieron en dictadura, siendo perseguidos, encarcelados y desvinculados de sus trabajos en forma autoritaria y brutal”.
 

El parlamentario acusó a la diputada RN, Karla Rubilar – quien pidió su salida de la instancia- “de silenciar y desestabilizar a la comisión. No nos van a silenciar”. “Emplazo a la derecha a que condene la dictadura, a qué asuma lo ocurrido en Chile en lugar de estar debilitando la causa de la defensa de los Derechos Humanos, que se preocupen de los abusos que aún persisten, que se preocupen de quienes aún no reciben beneficios”, dijo Ojeda.
 

Sobre las personas de su región a las que entregó certificados, precisó que “no los abandoné; certifiqué su calidad de trabajadores y de exonerados porque los conocía. Fui abogado de los trabajadores agrícolas de la Hacienda Rupanco, donde conocía a cada trabajador y a sus familias, como también fui abogado de los Sindicatos Agrícolas y otros por muchos años. Esto me daba la autoridad para ayudarlos.”
 

Explicó, además, que “los certificados eran sólo uno de tantos antecedentes que se acompañaban para acreditar su calidad de exonerado. De tal forma que no era determinante. Tanto es así que algunos de los certificados no fueron considerados. No éramos nosotros los diputados los que evaluamos o calificábamos. Era el Presidente de la República el que calificaba la calidad de exonerado, la Contraloría de la República, la que visaba su autenticidad y posteriormente, el INP, que en base a todos los antecedentes acumulados, pagaba los beneficios”.
 

Terra