0

Senadores junto a sociedad civil anuncian proyecto de aborto terapéutico por tres causales

21 mar 2013
14h28
  • separator
  • comentarios

Senadores, integrantes del Movimiento por la Interrupción Legal del Embarazo (Miles) y de otras organizaciones civiles, anunciaron este jueves, la presentación en el Senado de un proyecto que establece la interrupción legal del embarazo por riesgo de vida de la madre, por inviabilidad fetal extrauterina y por violación.

En el anuncio, que tuvo lugar una rueda de prensa, en la sede del Congreso Nacional en Santiago, también estuvo presente Karen Espíndola, la joven de 24 años, que en 2008 deseaba un aborto terapéutico porque su hijo venía con una malformación cerebral inviable, pero no fue permitido, dado que en septiembre de 1989, fue derogada la ley que permitía esa intervención.

"Mi hijo vivió aproximadamente dos años con mucho sufrimiento, no tenía conciencia, en realidad no tenía sentido su vida, y yo por lo tanto estoy con el movimiento Miles, y sigo peleando por una legislación. Creo que es una maldad lo que están haciendo con las mujeres en el país; yo he sufrido mucho sin el apoyo de nadie. Las mujeres estamos enfrentadas a cosas como las que me sucedió a mí. No sacamos nada con estar discutiendo por temas religiosos; a mí me siguen llegando correos de mujeres desesperadas por este tipo de embarazos, y espero que este año avancemos de verdad", dijo Karen.

El proyecto está elaborado por el senador y candidato presidencial, José Antonio Gómez (PRSD), y los senadores Isabel Allende (PS) y Fulvio Rossi (PS), y que será presentado en la cámara alta en los primeros días de abril próximo.

El senador y médico Fulvio Rossi dijo que en "Chile hoy día no se respetan los derechos humanos de las mujeres. Una mujer que presenta un embarazo inviable, en donde la ciencia sabe que no va a llegar a término, a esa mujer contra su voluntad, el estado le impone la obligación de proseguir con el embarazo", expresó el legislador.

"Algunas mujeres -agregó- han dicho que es una forma moderna de tortura. Pretendemos con esta iniciativa reponer una discusión necesaria en el Congreso; esto está en tratados internacionales y que Chile ha suscrito, restablecer algo que la legislación chilena tuvo hasta hace más de 20 años, que es la posibilidad de interrumpir el embarazo en ciertas causales, llamado el aborto terapéutico, en caso de embarazo inviable, cuando hay alteraciones cromosómicas incompatibles con la vida, malformaciones congénitas,

muy bien definidas, porque aquí no estamos hablando de dejar un espacio para la ambigüedad; un conjunto de patologías del feto, que claramente de acuerdo a la ciencia y a los estudios científicos, sabemos que no va a llegar a buen término. También por casos de violación y el riesgo vital materno", expresó el senador Rossi.

Explicó que en 2012 cuando se discutió otro proyecto de aborto terapéutico, "no nos fue tan mal (en el Congreso) perdimos por dos votos (en la idea de legislar), pero ahora Chile ha cambiado".

Por su parte, la senadora Isabel Allende manifestó que "en aquella oportunidad cuando dimos una batalla y la perdimos, dijimos que íbamos a presentar un nuevo proyecto porque nos parece que es un tema de país, de Estado, es algo que afecta tremendamente a las mujeres y nos parece extraordinariamente injusto, siendo este un país laico. No hemos logrado nunca una discusión con altura de miras en que se dé realmente una mirada integral. El no poder interrumpir un embarazo por las causales expuestas (…) nos parece que es un atentado contra la persona, contra la integridad. La imposibilidad de interrumpir un embarazo que no tiene ninguna viabilidad de vida extrauterino, es la mayor de las crueldades que se le puede hacer a una mujer, que es obligarla a terminar ese embarazo, francamente no parece algo del siglo XXI", manifestó Isabel Allende.

A su vez, el senador Gómez dijo que este es un "proyecto que nosotros vamos apoyar y que viene de la sociedad civil. A mí me tocó liderar el proyecto de divorcio y en Chile se dijo que ese proyecto iba a producir una catástrofe y no fue así. Produjo más libertad, y hoy pensamos a avanzar nuevamente en un proceso de discusión de temas de fondo valórico en el cual no podemos dejar de debatir ni podemos permitir que no nos dejen avanzar y que rechacen proyectos que deben ser discutidos".

A su vez, la presidenta de Mile, Claudia Dides, dijo que el proyecto "está respaldado por grupos de médicos, matronas, profesionales de la salud, organizaciones de la sociedad civil. Esta es una exigencia para nuestros parlamentarios, porque es una deuda democrática de las mujeres desde hace más de 20 años, cuando en septiembre de 1989, como una de las leyes de "amarre", en la dictadura militar se derogó en Chile la ley de aborto terapéutico. Hemos trabajado con importantes abogados que nos han ayudado para esta propuesta de ley".

En tanto, el presidente del Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh), Rolando Jiménez, sostuvo que "con esto se inicia un proceso que tiene que ver con que vamos a interpelar y ya estamos gestionando las reuniones con todos los candidatos y precandidatos presidenciales; ya hay algunos que han señalado su disposición a legislar sobre el aborto y por lo tanto en este contexto iniciamos una movilización social política que permitan establecer compromisos muy claros y concretos y verificables por parte de las candidaturas presidenciales chilenas. La sociedad chilena ya no resiste más seguir dilatando discusiones y decisiones como éstas".

Derechos de Autor 2011 United Press International, Inc. (UPI). Cualquier reproducción, publicación, distribución y/o modificación de cualquier contenido UPI está expresamente prohibido sin el consentimiento previo por escrito de UPI. Todos los derechos reservados.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad