Mundo

publicidad
09 de diciembre de 2012 • 09:43

Bolivia y La Haya: Chile reconoce lío pendiente

 

La oferta de Chile de ceder a Bolivia un corredor soberano al norte de Arica presentada en 1975 es un reconocimiento de que ambas naciones tienen un problema pendiente y del derecho boliviano a una salida soberana al mar, afirmó el sábado el gobierno boliviano.

Durante el segundo día de argumentaciones en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya, "Chile recordó que concedería a Bolivia un corredor al norte de Arica, declaración que se constituye en un reconocimiento explícito ante la Corte de la existencia de un diferendo y del derecho de Bolivia a una salida soberana al océano Pacífico", según un comunicado de la Dirección Estratégica de Reivindicación Marítima (DIREMAR).

Una delegación oficial de Bolivia, encabezada por su vicecanciller Juan Carlos Alurralde, asistió a la primera audicencia oral sobre delimitación marítima que tramitan Chile y Perú en la CIJ.

Según DIREMAR, la delegación boliviana tomó nota de las alegaciones de Chile durante la vista, en especial aquella en la que se hizo alusión nuevamente a la negociación de 1975 entre Bolivia y Chile conocida como el "Abrazo de Charaña".

Tales tratativas estuvieron a cargo de los mandatarios de entonces, Hugo Bánzer (Bolivia) y Augusto Pinochet (Chile), quienes sin embargo, no lograron conciliar criterios y sus conversaciones terminaron con la ruptura de relaciones entre ambos países, que se prolonga hasta ahora.

Los funcionarios bolivianos sostuvieron además una reunión con el Secretario General de la Corte Permanente de Arbitraje, con quien "intercambiaron algunos puntos de vista relacionados a los mecanismos de solución pacifica de controversia".

 

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.