Europa

publicidad
29 de septiembre de 2013 • 11:58

La Unesco dice que el atentado de Tombuctú dañó una de sus famosas mezquitas

 

El atentado suicida con coche bomba contra un cuartel de Tombuctú, que causó ayer la muerte de dos personas además de los dos suicidas, y heridas a varias más, dañó también la mezquita de Djingareyber de esta ciudad maliense declarada Patrimonio de la Humanidad, indicó hoy la Unesco.

La directora general de la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, lamentó el ataque y, en un comunicado, envió su pésame a las familias de los fallecidos y un mensaje de apoyo a los militares que resultaron heridos.

Bokova quiso en mostrar su "solidaridad al pueblo maliense, a las familias de las víctimas y en particular a la comunidad de Tombuctú por este atentado suicida que hace resurgir el terror y la violencia al herir al pueblo de Mali en su corazón".

También insistió en que "la Unesco está más determinada que nunca en proseguir su acción de rehabilitación del patrimonio cultural de Mali y de salvamento de los manuscritos antiguos".

La organización, que había llevado a cabo entre finales de mayo y comienzos de junio una misión para evaluar los daños y destrucciones provocadas por los extremistas islámicos que ocuparon Tombuctú y el norte de Mali durante más de medio año y hasta enero, concluyó que se perdieron unos 4.200 de esos manuscritos.

También constató que catorce mausoleos de la ciudad, entre ellos algunos incluidos en la Lista del Patrimonio de la Humanidad, fueron totalmente destruidos, además de otros dos situados en la mezquita de Djingareyber.

Dieciséis mausoleos de la ciudad están catalogados como Patrimonio de la Humanidad, así como sus tres grandes mezquitas. La Unesco se ha comprometido a ayudar para su reconstrucción.

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.