publicidad
03 de septiembre de 2012 • 14:01

Argentina recarga compras con tarjeta de débito

 

Los residentes en Argentina que desde el lunes realicen compras en moneda extranjera con tarjetas de débito y por internet deberán pagar un recargo de 15% sobre el monto total adquirido, según una nueva norma del gobierno que profundiza las restricciones que pesan sobre el uso de dólares.

La resolución de la Administración Federal de Ingresos Públicos publicada en el Boletín Oficial complementa la difundida el 31 de agosto, que estableció la aplicación desde el 1 de septiembre de un recargo de 15% para las compras en el exterior que se realicen con tarjetas de crédito emitidas en Argentina.

La nueva normativa señala que "se han efectuado las adecuaciones sistémicas correspondientes que permiten la compatibilización de todos los medios de pago electrónicos, incluyendo las tarjetas de débito, así como las operaciones de compra de bienes y/o prestaciones y locaciones de servicios, efectuadas a través de portales, sitios y/o cualquier otra modalidad por la cual se perfeccionen operaciones mediante la utilización de Internet en moneda extranjera".

Al igual que en los casos de las compras hechas con tarjetas de crédito, el recargo de 15% será descontado del impuesto a las ganancias o de bienes personales, señaló la resolución. Quienes no estén alcanzados por estos impuestos, deberán presentarse en una dependencia de la Administración Federal de Ingresos Públicos con el resumen de la tarjeta para que se le compense el recargo.

Indicó además que será un comprobante justificativo suficiente para aplicar el recargo "el extracto o resumen bancario de la cuenta afectada al sistema de tarjeta de débito, cuando éstos detallen en forma discriminada e individualizada por operación las sumas percibidas".

Las dos resoluciones del ente recaudador referidas a las tarjetas apuntan a desalentar el consumo en dólares con esos medios de pago, que habían quedado al margen de las fuertes restricciones para la compra de la divisa estadounidense vigentes desde noviembre de 2011. Esos límites llevaron a muchos argentinos al mercado negro para adquirir el codiciado billete verde, que se cotiza un 40% más que el que se vende al cambio oficial, por valor de 4,65 pesos.

Una consecuencia de los límites a la compra de dólares fue un notable aumento en los gastos en esa divisa con tarjetas de crédito, operaciones que a fin de mes se cancelan en pesos argentinos al cambio oficial.

Actualmente el gobierno de la presidenta Cristina Fernández prohíbe la compra de dólares para ahorro y sólo permite la adquisición de los mismos cuando los solicitantes los van a utilizar en viajes al exterior.

Los argentinos tienden a ahorrar en dólares, entre otros motivos por la creciente inflación y la consecuente desvalorización del peso. Las restricciones del gobierno pretenden, entre otras cosas, frenar una fuga de capitales que en 2011 ascendió a 23.000 millones de dólares y contar con divisas suficientes para pagar la deuda externa.

Con los recargos aplicados a las tarjetas, la Administración Federal de Ingresos Públicos también busca "asegurar el pago del impuesto en aquellos contribuyentes que manifiestan mayor capacidad contributiva", dijo el fisco.

Según indicó, el recargo de 15% en las tarjetas de crédito afectará a 168.000 contribuyentes que en los últimos 18 meses efectuaron gastos en el exterior por 1.500 millones de dólares. Señaló que la medida afectará únicamente a los argentinos con alto poder adquisitivo.

Por otro lado, el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Ricardo Echegaray, afirmó el lunes que se enviará una notificación a los pasajeros que ingresen al país mercadería por menor valor que el que figura en su tarjeta de crédito.

"Todo bien físico, mercadería que ingresa por la Aduana la tiene que declarar. Y si no lo declara, cruzamos los datos y le mandaremos una notita para que solucione su situación. Técnicamente se llama corrida de vista. La realidad es que queremos cobrar impuestos, no es otra cosa", dijo Echegaray a radio La Red.

Actualmente sólo se puede ingresar a Argentina con mercancías compradas en el exterior sin declarar por hasta 300 dólares. Si los productos fueron comprados en un viaje a Brasil, Paraguay y Uruguay, socios en el Mercosur, el límite es de 150 dólares. Cuando se traen mercancías por un precio mayor, debe pagarse un 50% de recargo.

Analistas advierten que los usuarios de tarjetas de crédito tendrán que pagar el impuesto de 15% mensualmente, cuando deban saldar los gastos por el uso del plástico, pero recibirían el correspondiente rembolso en abril y mayo de cada año, en el marco de una creciente inflación que previsiblemente socavará el valor de lo que perciban.

Las compras en el exterior con tarjetas emitidas en Argentina se dispararon 48% en junio en comparación con el mismo mes de 2011, hasta los 289 millones de dólares.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.