Latinoamérica

publicidad
15 de mayo de 2013 • 16:28

El Salvador: joven defiende su derecho al aborto

 

Beatriz, la joven que ha generado polémica por su petición para que le permitan un aborto terapéutico, se presentó el miércoles ante la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, para exponer su caso, mientras grupos feministas realizaba manifestaciones en su favor.

La joven de 22 años, y con 23 semanas de embarazo, padece lupus e insuficiencia renal, y una ultrasonografía reveló que el bebé se ha formado sin cerebro, por lo que las posibilidades de vida al nacer son imposibles.

Los cinco magistrados de la Sala que declararon "reserva total" del caso, se reunieron con las partes involucradas, en una de las salas del centro Judicial Isidro Menéndez de esta capital y se espera que el caso se prolongue debido a la polémica generada.

Beatriz llegó acompañada de su madre y de los abogados que la representan.

"Se ha iniciado la audiencia probatoria donde las partes van a presentar sus alegatos y la Sala de lo Constitucional los va escuchar y con base a eso va decidir el tipo de fallo, que no necesariamente va a ser ahora", declaró a los periodistas el jefe de prensa del Centro Judicial, Jaime Marinero.

Beatriz (nombre con el que la han identificado) presentó un recurso de amparo a la Sala y pidió el aval para que se le realice un aborto terapéutico, debido a que la legislación salvadoreña penaliza todas las formas de aborto, incluso el terapéutico.

Los médicos han declarado que la mujer podría morir si continúa con el embarazo, pero no le han proporcionado el tratamiento que necesita, ya que temen que si interrumpen el embarazo podrían ser procesado bajo las estrictas leyes que penalizan el aborto en El Salvador.

El caso ha enfrentado al ministerio de Salud Pública con el Instituto de Medicina Legal que a petición de la Sala realizó un peritaje físico y psicológico y concluyó que las enfermedades que tiene Beatriz están bajo control y recomendó continuar el embarazo.

Organizaciones como Human Rights Watch, Amnistía Internacional y el Sistema de las Naciones Unidas en El Salvador, han unido sus vocees para proteger el derecho a la vida de la joven que necesita el aborto terapéutico.

El Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos de El Salvador, Oscar Luna que avala la petición en favor de Beatriz, acudió ante la Corte Suprema de Justicia para solicitar se acelere un fallo a favor de la joven.

Luna dijo que en este caso se podrían plantear argumentos de tipo moral, lo que calificó de comprensible, pero afirmó que "en la realidad lo que más debe de prevalecer el respeto a los derechos humanos, que en este caso estamos hablado del derecho a la vida".

"Nos estamos inclinando porque se proteja el derecho de la madre, y eso no es estar abriendo una puerta al aborto terapéutico", agregó.

Entretanto grupos feministas realizaron una colorida concentración en las proximidades del lugar de la reunión en apoyo de Beatriz.

Con parte de su cuerpo y sus rostros pintados de blanco y con pelucas, las mujeres gritaron consignas en favor de poder decir si quieren abortar.

Morena Herrera, que presenta la Asociación Ciudadana por la Despenalización del Aborto advirtió que "sobre las espaldas de los magistrados (de la Sala) descansa una gran responsabilidad, al tener que decidir por la vida de la joven y "del feto que lleva en su vientre y que no vivirá".

"Médicamente está comprobado que el niño que se aloja en su vientre no vivirá por los problemas detectados", afirmó.

Una ultrasonografía reveló que el bebé se ha formado sin cerebro, por lo que las posibilidades de vida al nacer son imposibles, señaló un informe del ministerio de Salud.

De acuerdo con el informe del comité médico del Hospital de Maternidad donde Beatriz es tratada, se considera que es necesaria la finalización del embarazo.

Entre las razones expuestas se encuentra que "el pronóstico de sobrevida del feto es fatal al corto y mediano plazo porque su diagnóstico prenatal y la posibilidad de malformaciones fetales mayores, coincidentes con la anencefalia (falta una gran parte de su cerebro y el cráneo) es fatal".

Además, las condiciones de la madre "seguramente se agravarán, conforme avance la gestación, y la finalización de etapas tempranas del embarazo se hace necesario".

Entretanto la organización conservadora Si a la Vida, que se opone a todo tipo de aborto y que es respaldada por líderes religiosos, reiteró su llamado a Beatriz para que siga con su proceso de embarazo, ya que consideran que el proceso debe finalizar con el nacimiento del bebé.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.

Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.