Latinoamérica

publicidad
20 de agosto de 2012 • 12:28

Impulsan debatir reforma constitucional para reelegir a presidenta argentina

 

Sectores aliados a la presidenta argentina Cristina Kirchner impulsan una reforma constitucional para lograr su reelección por un tercer período consecutivo, mientras que la oposición considera que la intención del oficialismo es eternizar a la mandataria en el poder.

"El perfil de la presidenta es inigualable. No hay nadie que pueda suplantarla", afirmó el lunes el secretario de Trasnporte, Alejandro Ramos, sumándose a gobernadores provinciales y organizaciones sociales que promueven extender el mandato de Kirchner, que concluye en 2015.

La última reforma de la Constitución, en 1994, consagró el período presidencial por cuatro años con posibilidad a una sola reelección por el mismo lapso, modificando la anterior normativa que establecía un mandato de seis años, pero sin poder postularse a otro período.

Los gobernadores de las provincias de Neuquén (sudoeste), Jorge Sapag, de Mendoza, Francisco Pérez, y de San Juan, José Luis Gioja, ambas en el oeste de Argentina, se pronunciaron a favor de la reforma, instalando la polémica por la iniciativa en la agenda política.

"Hay que permitir la re-reelección y en todo caso será una decisión, primero de los candidatos, ya sea la presidenta o en mi caso, porque después es la ciudadanía la que decide", señaló Sapag.

El filósofo Ricardo Forster, referente de la influyente organización de intelectuales progubernamentales Carta Abierta, dijo que Kirchner "es una dirigente única" y añadió que si en Argentina rigiera un sistema parlamentario "la reelección sería indefinida".

De su lado, el jefe del bloque de diputados del oficialismo (mayoría), Agustín Rossi, afirmó que "desde el punto de vista de la decisión política, no existe ningún proyecto de reforma de la Constitucion", pero dijo entender que se haya instalado el debate porque "es casi sano que alguien se plantee interpelar la reforma que se hizo en 1994".

En cambio, la oposición sostuvo que el oficialismo impulsa una modificación a la Carta Maga porque no tiene figuras de recambio.

"El kirchnerismo intentará modificar la Constitución para que Cristina se eternice en el poder. Lo que digan sobre una actualización de la Constitución (para incluir temas sociales) es mentira. Como no tienen ninguna figura de recambio, la única chance es que siga Cristina", dijo Ricardo Gil Lavedra, jefe del bloque de diputados del radicalismo, la mayor fuerza opositora legislativa.

La mandataria, que en octubre pasado logró su reelección con el 54,11% de los votos, mantiene silencio sobre una eventual modificación de la Constitución.

La reforma constitucional de 1994 permitió que el entonces presidente Carlos Menem (1989-99) lograra en 1995 su reelección por un período de cuatro años, tras haber permanecido en el poder seis años con la anterior normativa.

El acuerdo para habilitar la reelección de Menem se conoció como "el Pacto de Olivos", por la reunión que mantuvo con su antecesor Raúl Alfonsín, del radicalismo, en la residencia presidencial que lleva ese nombre, a cambio de reformas sociales que fueron incluidas por los representantes constituyentes en la nueva redacción de la Carta Magna.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.