Lleva cuatro días en grúa para reclamar derecho a ver a hijo