publicidad
02 de septiembre de 2012 • 07:53 • actualizado a las 10:18

EE.UU. ensaya "Súper Wifi", red de internet de largo alcance

Esta red podría llevar internet de alta calidad a las zonas rurales con baja densidad de población.
Foto: AFP
 

Estados Unidos comienza a probar una nueva tecnología de internet inalámbrico, denominada "Super Wifi", más potente y de mayor alcance, que podría llevar internet de alta velocidad a las zonas rurales.

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC) abrió la puerta al desarrollo de esta red en 2010, mediante la autorización del uso de las frecuencias no utilizadas del espectro para la televisión.

El denominado "Súper Wifi" fue probado por primera vez en Houston (Texas centro-sur) en la Universidad de Rice, y luego este año en Wilmington, (Carolina de Norte, sureste).

Además, un proyecto denominado AIR.U desarrollado por Google y Microsoft prevé instalar a partir de 2013 esta tecnología en campus universitarios de zonas rurales.

"El wifi está en auge, pero está limitado por las frecuencias en las que opera, que sólo llegan a unos cientos de metros", destacó Michael Calabrese director del Proyecto del Futuro Inalámbrico (WFP) perteneciente a la Fundación New America.

"Las frecuencias televisión soportan largas distancias y (atraviesan) edificios, árboles", dijo y agregó que, además resisten el mal tiempo.

Esto permite que una señal viaje más lejos de lo que hace el wifi actual: que en teoría llega a 160 kilómetros, aunque por razones prácticas esta tecnología probablemente vea limitado su alcance a algunos cientos de metros.

Esta red podría llevar internet de alta calidad a las zonas rurales con baja densidad de población, que hasta ahora no se benefician de un servicio de alta velocidad.

Estas zonas, donde generalmente operan menos cadenas de televisión, gozan de bastante espectro televisivo libre.

Además este servicio permitiría que un usuario cree una red local de internet que pueda ser utilizada lejos del origen de la señal.

Esta nueva tecnología también contribuiría a descongestionar el sobrecargo de la red provocado por teléfonos móviles y el aumento de dispositivos con acceso a internet.

Sin embargo esta red no sólo utiliza frecuencias diferentes sino que demás requiere de equipos distintos para acceder a ella.

Entonces, para que este wifi adquiera un alcance más amplio, será necesario que los fabricantes electrónicos diseñen chips que sean capaces de funcionar en ambas redes.

En este sentido, Gerry Purdy analista de Mobile Trax LLC, es prudente y afirmó que probablemente todavía serán necesarios muchos años para que esta red se desarrolle de forma amplia.

"Es una buena forma de usar el espectro", reconoció, pero advirtió que no hay que albergar falsas expectativas sobre el tiempo necesario para que los fabricantes se ajusten a la nueva norma.

AFP AFP - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.