Un cohete, un jet y un motor de F1 van por récord de velocidad

El reto del Bloodhound será hacer trabajar en conjunto los tres propulsores. Foto: Divulgación
El reto del Bloodhound será hacer trabajar en conjunto los tres propulsores.
Foto: Divulgación
 

El Reino Unido se prepara para la primera ignición del mayor cohete de tierra en más de 20 años, con el cual no sólo se aspira a romper el récord de velocidad sino a superar la barrera de las 1.000 millas por hora (1.610 kilómetros por hora).

El cohete desarrollado para el auto Bloodhound SuperSonic se probará el próximo 3 de octubre en el aeropuerto de Newquay, ubicado en el suroeste del país.

"Estamos en la fase de investigación y desarrollo del proyecto, pero durante la ignición será la primera vez que probemos la cámara hasta una región cercana a su máximo rendimiento, y debe crear un espectáculo atractivo", explicó su creador, Daniel Jubb.

Pero el cohete no será el único propulsor que se utilizará el vehículo para romper la marca de velocidad, ya que el Bloodhound también incorporará un jet del avión de caza Eurofighter Typhoon y un motor de Fórmula Uno.

Velocidad híbrida

"Creo que en 2013 estaremos en capacidad de batir un nuevo récord de velocidad en tierra y rodar por encima de los 1.300 kilómetros por hora, para subir la marca en 2014 a más de 1.600 km/h", contó Jubb.

Para que el Bloodhound pueda lograrlo, el cohete deberá tener la capacidad de operar durante 20 segundos durante su etapa inicial y producir un equivalente entre 20.000 y 30.000 caballos de fuerza, la mitad de lo que deberá desarrollar en su configuración final.

Los ingenieros tienen el complejo reto de coordinar a la perfección los tres propulsores y la prueba en Newquay será la primera vez que harán funcionar el sistema de control del cohete, el jet y el motor.

"La prueba del cohete híbrido será el resultado de cuatro años de desarrollo y juntará todas las tecnologías que deben funcionar en armonía en el vehículo. Será menos importante la evolución del cohete como tal sino la madurez del sistema. El verdadero objetivo es que todo funcione en conjunto por primera vez", explicó el jefe de ingeniería del proyecto Mark Chapman.

Se espera que el Bloodhound esté finalizado a mediados de 2013 y pueda ser probado a "baja velocidad" en el Reino Unido antes de intentar convertirse en el vehículo que ha rodado más rápido sobre la faz de la Tierra en el Cabo del Norte, en Sudáfrica.

BBCMundo.com Derechos reservados. Todos los derechos de los contenidos de este sitio (incluidos los de autor) son propiedad de la British Broadcasting Corporation (BBC,Corporación Británica de Radiodifusión).