1 evento en vivo

COLUMNA DE OPINIÓN: El humo de los incendios forestales

Por Carmen Bravo, directora del Departamento de Ciencias Forestales, Universidad Católica del Maule.

19 dic 2016
12h51
  • separator
  • comentarios

Durante los últimos días, los habitantes de la Región del Maule experimentaron en sus respectivas ciudades y comunas la desagradable presencia del humo proveniente de los incendios forestales que se estaban desarrollando en Cauquenes, Vichuquén, Sagrada Familia y Curepto.

Foto: Agencia Uno

El humo, es el resultado visible de las emisiones de un incendio forestal, estas emisiones pueden provocar un impacto significativo en la calidad del aire local,  y esta alteración genera efectos en la visibilidad y en la salud humana. No obstante, grandes incendios forestales, como los sucedidos en el sur este de Australia y en California, Estados Unidos, han generado una masa de humo que ha viajado grandes distancias afectando la calidad del aire de sectores lejanos al lugar de origen del incendio.

Las emisiones de los incendios forestales, según las mediciones de investigadores de la tragedia de Indonesia en el año 1997, están compuestas  por material particulado PM 10 y PM 2.5, monóxido de carbono, dióxido de carbono, dióxido de azufre, dióxido de nitrógeno, ozono e hidrocarbonos aromáticos policíclicos. Los incendios forestales entonces, aunque son eventos de baja frecuencia, presentan un potencial elevado de exposición a PM 2.5 y a emisiones nocivas para la salud.

Foto: UCM

Diferentes estudios se han realizado para relacionar las emisiones de los incendios forestales con la salud humana, en ellos se sugiere que el humo de los incendios está asociado con un aumento del riesgo de admisiones respiratorias hospitalarias, de manera  estadísticamente significativa. Estos estudios se enfrentan a la dificultad de demostrar los efectos de los incendios forestales en la salud, ya que se presentan desafíos prácticos y técnicos, dados por la baja frecuencia de eventos de incendios forestales y a un gran número de potenciales factores que hacen difícil distinguir el signo epidemiológico del ruido base.

Por lo tanto,  ante el riesgo de afectar la salud humana por las emisiones de los incendios forestales, la prevención y la disminución de quemas controladas, son las primeras alternativas de solución. Además,  en el escenario actual de acentuadas condiciones meteorológicas que favorecen la propagación de incendios forestales,  se requiere enfocar la atención en establecer una relación integrada entre la ecología del paisaje y la salud púbica.

“Las opiniones vertidas en esta columna son de exclusiva responsabilidad de quienes las emiten y no representan necesariamente el pensamiento de la Universidad Católica del Maule ni de TERRA CHILE”.

Terra

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad