2 eventos en vivo

Discurso de Obama, conteo final de una presidencia histórica

10 ene 2017
23h59
  • separator
  • comentarios

LaKeitha Carlos estaba en su casa en Atlanta la tarde del martes y decidió revisar los vuelos a Chicago, por si acaso.

El presidente Barack Obama habla en el McCormick Place en Chicago, el martes 10 de enero de 2017, en su mensaje de despedida presidencial .
El presidente Barack Obama habla en el McCormick Place en Chicago, el martes 10 de enero de 2017, en su mensaje de despedida presidencial .
Foto: AP Foto/Charles Rex Arbogast / AP en español

Un boleto comprado en el último momento costaba sólo 194 dólares.

Carlos tomó un momento para reflexionar sobre cómo, ocho años antes, ella trabajó como una organizadora en Atlanta para ayudar a que Barack Obama fuera elegido presidente, lo que se convirtió en su debut en la política. La esposa y madre consideró sólo brevemente su opción: ¿debía dejar todo para ver al presidente una última vez?

Dos horas después estaba en un avión, vistiendo una camiseta con el nombre de Obama y sobrecogida de emoción.

Mientras Obama se despedía a sus partidarios la noche del martes en Chicago, su ciudad adoptiva, la ocasión marcó el conteo regresivo no oficial para el fin de su histórica presidencia. Las palabras del primer presidente estadounidense negro resonaron en todo el país para muchos afroestadounidenses que finalmente disfrutaron de ver en la Casa Blanca a una familia que se parecía a ellos.

Después de ocho años, esa era llegará a su fin en 10 días más.

La escena el martes fue evocativa de la noche de la elección en 2008. En ese momento, Obama y su esposa, Michelle, saludaron a una animada multitud en el Grant Park de Chicago en la celebración de una victoria al final de una campaña operada con base en esperanza y cambio. Los Obama no habían llegado aún a los 50 años de edad; sus hijas, Malia y Sasha, tenían 10 y 7 años.

Los boletos para el irrepetible discurso del martes fueron difíciles de conseguir. La gente esperó durante horas en el clima helado del sábado para conseguir sillas para ver a Obama en persona, y mientras comenzaba a hablar muchos cantaron "¡cuatro años más!".

Otros, como Peggy Montes, escogieron quedarse en casa y mirarlo en la TV.

Montes, fundadora del Bronzeville Children's Museum, ubicado en el sur de Chicago, dijo que la marca del presidente demócrata en su vida fue personal y profesional. Recordó que como legislador estatal en Illinois, Obama ayudó a asegurar el financiamiento del estado para iniciar el museo, el cual es considerado como el primero de su tipo para personas de raza negra en todo el país. Montes fue invitada a las dos ceremonias de juramentación presidencial de Obama y asistió.

Los Obama son ahora una parte central de una exhibición en el museo que da la bienvenida a los visitantes cuando entran a la instalación.

Como muchos en Chicago, Montes dijo que el discurso del martes era agridulce.

"Estoy triste porque dejará el cargo, pero también estoy agradecida por el hecho de que realmente dejó huella en nuestras vidas por un período tan corto", comentó. "Llegó cuando la gente estaba afligida; él fue capaz de alentarla".

___

La periodista de The Associated Press Sophia Tareen en Chicago contribuyó a este reporte.

AP AP - The Associated Press. Todos los derechos reservados.Este material no puede ser copiado, transmitido, reformado o redistribuido.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad