1 evento en vivo

Netanyahu viajó a China en medio de crisis política en su Gobierno

19 mar 2017
05h02
  • separator
  • comentarios

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, viajó esta madrugada a China para una visita de Estado ensombrecida por una crisis política con sus socios en la coalición de Gobierno en torno al futuro del servicio público de radiodifusión.

La crisis, en la que el primer ministro ha llegado a amenazar a uno de sus socios con convocar elecciones anticipadas, estalló el fin de semana a raíz de su negativa a que el nuevo ente de radiodifusión, popularmente denominado la Corporación, sea inaugurado en abril, tal y como estaba previsto.

"En el acuerdo de coalición está descrito que todos los socios en la coalición están comprometidos con las decisiones del Likud (el partido de Netanyahu) en los asuntos de comunicación y prensa, incluido el cierre de la Corporación", dijo el primer ministro antes de subir al avión con destino a China esta madrugada.

Allí tiene previsto conmemorar el vigésimo quinto aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas y participar en la Tercera Conferencia Chino Israelí de Innovación.

Según un comunicado oficial, el primer ministro agregó que "no puede darse una situación en la que el Likud, con sus 30 diputados, respete todas las cláusulas (demandas) de los partidos pequeños (..) y cuando llega a las que son importantes para nosotros y para mí no se respeten".

La Corporación, creada hace ya dos años, debe sustituir en abril al histórico Ente Israelí de Radiodifusión, aquejado de un gasto excesivo y, según el partido Kulanu, encabezado por el ministro de Finanzas, Moshé Kajlón, no poca corrupción.

En un principio, Netanyahu apoyó su creación, en la que ya se han invertido cientos de millones de shékels, pero el año pasado cambió de opinión y fue retrasando su apertura en un proceso que los medios locales atribuyen a su deseo de controlar el medio y que no se convierta en un nuevo foco de críticas a sus políticas.

Netanyahu también se ve presionado por la organización sindical Histadrut y los empleados del viejo organismo, una buena parte de los cuales se verán en la calle.

Ante las amenazas de elecciones del primer ministro, Kajlón mantuvo el sábado una reunión con el líder de la oposición, el laborista Itzjak Herzog, para ver las posibilidades de un gobierno conjunto alternativo sin necesidad de ir a las urnas.

"Israel no necesita el desperdicio de cientos de millones de shékels de las arcas públicas en un proceso electoral, y si no hay más remedio hay que fomentar la formación de otro gobierno con el mismo Parlamento", afirmó en declaraciones a los medios locales.

En una ramificación inesperada, la crisis con Kulanu y las reuniones que Netanyahu celebró ayer, jornada del "shabat", con algunos de sus ministros ha generado también las protestas de los partidos ultraortodoxos.

"No se trata de un asunto de vida o muerte, no puede ser que el Gobierno profane el shabat", le recriminó Ari Deri, ministro del Interior y líder de la formación Shas.

También el Judaísmo Unido de la Torá le ha presentado una enérgica queja en la que le manifiesta su "conmoción" por la profanación del día santo del judaísmo y su máximo dirigente el ministro de Salud Yaacov Litzman, aseguró que "le pediría explicaciones".

EFE en español EFE - Agencia EFE - Todos los derechos reservados. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

compartir

comentar

  • comentarios
publicidad
publicidad